miércoles, 7 de enero de 2009

¡NO a la guerra!

Vía Tökland.

1 comentario:

Carlos dijo...

Ésa es la realidad vista por los que no tienen culpa de nada. Siempre creemos que es tan simple como culpar a los palestinos o a los israelitas, y buscamos culpables en uno u otro bando, sin pensar que al final, las guerras sólo crean dolor e impotencia para toda la vida.