domingo, 22 de marzo de 2009

De curas, embarazos y condones

interesante la lectura completa de esta entrada, cuyo comienzo mostramos aquí, en el blog de Ramón Lobo:

Al Papa tampoco le gusta el baile africano

Pues estamos bien: a Benedicto XVI tampoco le gustan las “alegres y festivas” misas africanas. Prefiere las del Vaticano: decenas de concelebrantes en las que no cabe un solideo alrededor del altar, inciensos, candelabros de plata y coros de niños arrullados todos por miles de jóvenes entusiastas al grito de Totus Tuus. Ayer, tras el gran éxito de su propuesta del condón en un continente diezmado por el sida, las guerras y la miseria extrema, ha pedido más rigor litúrgico a los sacerdotes africanos reunidos en Yaundé. Al líder espiritual de los católicos le preocupa, al parecer, la exuberante religiosidad africana rica en bailes y ritmos tribales. “Que no sean un obstáculo, sino un medio, para entrar en diálogo y comunión con Dios”, dijo. Si por este Papa de intelectualidad reconocida, voz meliflua y sonrisa poco natural fuera no existirían el gospel ni el blues ni Aretha Franklin, algo que debería ser, cuando menos, pecado mortal. (...)

(seguir leyendo esta entrada, vía En la boca del lobo)

1 comentario:

Cangrejo Pistolero dijo...

De verdad que a esta iglesia no hay por donde cogerla...