lunes, 23 de marzo de 2009

Entrevista a Carola Moreno, de Barataria

Carola Moreno, de Barataria, entrevistada en El País por Javier Rodríguez Marcos:
Mientras ataca la frondosa ensalada, la editora cuenta que en la Ciudad Condal trabajó en sellos de arquitectura hasta que hace siete años se lanzó por su cuenta. Eligió un nombre quijotesco, pero no se olvidó de hacer números: "Tuve que aprender qué pasa cuando un libro sale de la imprenta". Y se dio cuenta de que más allá de las prensas había un lugar decisivo: la librería. "El librero", reflexiona, "es la parte fundamental y la más débil de la cadena. Los libros los venden ellos: sus recomendaciones son más importantes que cualquier campaña de publicidad. Un buen librero es un lector que conoce su oficio, no alguien que sólo sabe buscar en un ordenador. Su protección es prioritaria. Se necesitan ayudas institucionales. Como las que tiene el cine, por ejemplo. Si no, desaparecerán. Y sin ellos se acabaron la diversidad, los autores, los lectores, la cultura". La realidad, parece, tiene más espinas que la dorada que vuela de los platos. "El boom de las editoriales pequeñas no habría durado ni dos días sin libreros que entendieran nuestro proyecto".

(Fotografía de Uly Martín)

No hay comentarios: