sábado, 7 de marzo de 2009

TORRE PELLI vs FAROLAS ISABELINAS

Con perdón, a mí me gusta la Torre Pelli. Quizá alguien hubiera incorporado enrejados sevillanos en balconadas, o azulejos trianeros en su fachada, o teja árabe para coronarlo. Y seguro que algunos pensaron rodearla de farolas isabelinas. Aquí encontré algunos argumentos a favor, y aquí algunos contrarios. ¿Alguien sabría decirme qué se opinó en su momento de la altura de las torres de la Plaza de España? No soy experto en el asunto, claro que no, pero a mí me gusta.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Anibal González acabó por dimitir, harto de la polémica que sobre la altura de las torres de la Plaza de España se montó en la ciudad. Idéntica aquella polémica a esta de la Torre Cajasol, idéntica también la ciudad que disfruta anclada, sin navegar aunque haya viento.
¿Como hablar de progreso si ni siquiera podemos hablar de evolución?