miércoles, 9 de septiembre de 2009

El estado de Estado Crítico (2)

Volvemos a mostrar lo que los amigos de Estado Crítico vienen reseñando en su blog. Aconsejamos la lectura en su origen, en su blog original y texto completo, no se arrepentiran de ello, por lo que facilitamos el enlace a cada una de las entradas. Aquí ofrecemos un pequeño bocado del suculento festín que los 'estadistas' nos ofrecen:

Malcolm Lowry, de centenarios y poemas al filo de la navaja

El trueno más allá del Popocatépetl. Malcolm Lowry
Traducción y selección de Juan Luis Panero

Tusquets, 2009. ISBN: 978-84-8383-165-6.
67 páginas. 10 euros

Juan Carlos Sierra

(...) De los poemas de El trueno más allá del Popocatépetl no sé si se puede llegar a la conclusión, como dice Juan Luis Panero en su introducción, de que Malcolm Lowry fue mejor prosista que poeta, pero lo cierto es que de ellos sale el lector como de una mañana de resaca: felizmente aturdido y perplejo. En cualquier caso, bienvenida la publicación de una obra supuestamente menor en la trayectoria de Lowry en el primer centenario de su nacimiento. Ya le habría gustado a Larra.

Gente corriente

Winesburg, Ohio. Sherwood Anderson.

Editorial Acantilado, 2009. ISBN 978-84-92649-16-7. 247 páginas. 22 euros.

Javier Mije

Sherwood Anderson describe en sus memorias una singular epifanía. Con 35 años había logrado un relativo éxito mundano, que lo había llevado desde el pueblo del Medio Oeste natal (Camden, Ohio), hasta la presidencia de una compañía de pinturas. El 27 de noviembre de 1912, un día que imaginamos de terca lluvia, Anderson salió de la oficina y abandonó su trabajo y la familia que lo esperaba a la hora del aperitivo. Según sus recuerdos susurró para sí: “durante el resto de mi vida, sólo serviré a las palabras”. Se inauguraba así la carrera de un autor que superaría el viejo naturalismo para conectar la literatura norteamericana con los movimientos de vanguardia. Sus tesis son conocidas: “la vida es difusa, fluida: en la vida las historias no tienen argumento”. Una concepción de la experiencia como flujo –la modernidad es líquida, que diría Zygmunt Bauman- que, en buena lógica, iba a trasladar a su obra de ficción. (...)

Valérie Mréjen o la nueva narrativa europea

El agrio. Valérie Mréjen.
Periférica, 2009. ISBN: 978-84-936926-8-1. 89 páginas. 12 euros.
Traducción de Sonia Hernández Ortega.

Juan Carlos Sierra

A Valérie Mréjen, en su faceta literaria –pues también se dedica al arte visual-, se le conoce por estas tierras gracias fundamentalmente a la labor de la más que interesante editorial extremeña Periférica. El agrio es, de hecho, el segundo título de la escritora francesa que coloca en las librerías españolas Julián Rodríguez Marcos, director de Periférica, tras el aplaudido Mi abuelo.
De uno a otro libro van unos cuantos años en su publicación francesa, pero solo unos meses en su versión castellana, lo cual habla bien a las claras de la decidida apuesta de Periférica por una autora que se encuentra entre las voces más interesantes de la narrativa europea actual. Esta última afirmación por repetida no es gratuita, pues se sustenta básicamente en la peculiaridad de la prosa de Valérie Mréjen: directa, seca en ocasiones, sin concesiones, como latigazos narrativos estructurados en secuencias o fotogramas que apuntan directamente a la retina del lector. (...)

Y caben tres

La reina en el palacio de las corrientes de aire. Stieg Larsson.

Destino, 2009. ISBN. 9788423341610. 854 pág. 22,50 euros.

Traducción de Martin Lexell y Juan José Ortega Román.

Luis Manuel Ruiz
.

A Stieg Larsson le ha cabido el honor de convertirse, junto con la inevitable Ikea, en el principal embajador de la cultura sueca en la Tierra. Si las bolsas de papel, las regaderas y los estantes de la famosa fábrica de muebles han contagiado ya la vida doméstica de gran parte de la humanidad, lo mismo cabe decir de la trilogía Millennium, contra la que el observador, avezado o no, tropezará sin remedio una y otra vez en el autobús, la sala de espera del ambulatorio y la zona de tumbonas que rodea el chiringuito. En realidad, los productos de una y otra firma comparten más de un aspecto. Cómodas y aparadores baratos, diseñados con un máximo de funcionalidad, resultones, adaptables a cualquier contexto, revestidos con un barniz de modernidad (lacados, cromados, lunares, ángulos y curvas), efímeros y joviales es lo que nos ofrece la gran multinacional de los apartamentos de solteros. La trilogía de Larsson no transita por derroteros muy alejados: tramas esquemáticas, bien aprovechadas, desmontables, modulares, adaptables tanto a la playa como al café, folletines de toda la vida con una mano de pintura metalizada que parecen fabricados ayer y que no soportarán más de dos veranos en el anaquel, antes de ser reemplazados por el nuevo diseño de turno. (...)

El blog en papel

Lo que ha llovido. Enrique García-Máiquez
Númenor 2009.
ISBN. 978-84-935855-2-5. 175 pág. 6 euros








Jesús Cotta


Con Lo que ha llovido uno se moja un poco, pero sale uno limpito, como cuando está recien duchado.

Contra el poder y la gloria

Los poemas del rey David. José Pérez Olivares

Tierra de Nadie, 2009.
ISBN. 9788493653828. 80 pág. 8 euros.

Alejandro Luque

No creo exagerar si afirmo que uno de los tres o cuatro mejores poetas cubanos vivos reside en Sevilla, concretamente en la orilla trianera, y responde al nombre de José Pérez Olivares. En España se dio a conocer con un libro deslumbrante, Examen del guerrero, en el que ya lucían con plena madurez su acento personal y sus temas predilectos: un verso despojado de ornamentos superfluos, fugitivo de la abstracción y del palabreo, que abordaba desde muy distintos enfoques los temas principales de la identidad, la libertad y el poder.

(...) Son sólo 80 páginas, apenas una treintena de poemas, pero con mucho jugo, como se ve. Y sin embargo, también se va dejando entrever en la obra de este escritor santiaguero un ligero cansancio, la sensación de que una veta poética empieza a dar síntomas de agotamiento –después de sacar de ella los mejores brillos, desde luego– y que es hora de agarrar el machete y abrir nuevas sendas en el cañaveral. Quién sabe si las próximas entregas no abrirán para Pérez Olivares una etapa española, pues lleva afincado en nuestro país el tiempo suficiente como para propiciar esa necesaria evolución, o al menos un golpe de timón. Que la inspiración le siga acompañando, allí adonde se dirija.

Una hermosa parábola rusa

Las tres preguntas. León Tolstói
Gadir, 2009. ISBN. 9788496974197. 56 pág. 15 euros.
Trad. de Patricia Gonzalo de Jesús
Ilustraciones de Raquel Marín

Alejandro Luque


(...) En Las tres preguntas descubrimos que León Tolstói, paradigma de escritor de larguísimo aliento, fue también artífice de deliciosas miniaturas. No es difícil imaginar que el hombre que concibió este cuento es ya el anciano de largas barbas canas que conocemos por varios retratos, el viejo hombre de campo que ha penetrado en la esencia del ser humano observando el trabajo duro de sus labradores –no es improbable que lo escribiera para ellos- como los ciclos de la naturaleza en las ramas de los abedules y en la tierra húmeda de Iásnaia Poliana. Esa sabiduría le dictará un texto que, como observa el propio editor, tiene algo de parábola bíblica, de relato oriental o de fábula moralizante, y que pone de manifiesto la hondura espiritual y filosófica que alcanzó el maestro ruso en el ocaso de sus días.

Urbanismo para después de una guerra

El hombre del traje gris. Sloam Wilson

Libros del Asteroide, 2009. ISBN: 9788492663019. 375 páginas. 21.95 €

Manuel Haro

Greentree Avenue, un barrio residencial de Wesport, Connecticut, es un cruce de caminos donde las familias que lo habitan esperan trasladarse algún día a un mejor lugar. En uno de estos hogares viven Tom y Betty Rath con sus tres hijos. Tom es un veterano de la 2ª Guerra Mundial que vive acuciado por la necesidad de ganar más dinero y abandonar definitivamente el barrio. La muerte de su abuela paterna le hace heredar una casa con vistas al mar, pero la existencia de un viejo mayordomo, ligado a la familia desde siempre, hace peligrar este salto social al que su mujer no está dispuesta a renunciar. Además, consigue un empleo como publicista en una importante empresa, cuyo propietario, el señor Hopkins, conforma una especie de hombre hecho a sí mismo, con gran capacidad de trabajo y un indudable talento para conseguir lo que se propone, que Tom admirará desde el primer momento. (...)

Poética de la transgresión

Los trapos sucios. Mötley Crüe y Neil Strauss

Es-Pop, 2009. ISBN. 9788493686406. 480 pág. 26 euros.

Alejandro Luque

Es posible –aunque poco probable– que usted jamás haya escuchado una canción de Mötley Crüe, pero no hay duda de que conoce perfectamente lo que representan. Tras la cortina de dulces vapores de marihuana y sueños filantrópicos que corrieron los años 70, la década de los 80 instituyó definitivamente una cultura que propugnaba el hedonismo individualista más radical. El cine, y la música con la irrupción del video-clip, no cesaron de recalcar que la felicidad era esto: mansiones con piscina y jacuzzi, chicas en bikini, corvettes aparcados en la puerta, joyas, ropa cara, jets privados y una noción del éxito ceñida a la capacidad de vender y de adquirir. Por ese aro pasaron casi todos los músicos del momento, tratando de convencer al planeta de que la vida era una fiesta mientras la heroína, el paro y las guerras, de Las Malvinas a Nicaragua o Irán, hacían estragos por doquier.
Este libro quiere ser la biografía polifónica de un grupo de aquella época, pero no de un grupo más (...)

Sangre y nieve

Aurora boreal. Åsa Larsson

Seix Barral, 2009. ISBN. 978-84-322-2851. 300 pág. 18,50 euros.

Jesús Cotta

(...) Como dice la autora, “todo lo que no se dice es lo que delata a una persona” y es con esos silencios como la autora nos hace sospechar de unos personajes o de otros.
Así pues, asesinos escondidos en apariencias honorables, nieve, sangre, misticismo, pasajes de la Biblia para enmendar la plana a unos pastores demasiado amigos del dinero, notas con amenazas, complicidad de buenas amigas, abusos sexuales a menores, el recuerdo traumático de un aborto y el parto final de la mujer policía son los ingredientes de una novela digna y amena para el verano.
Que la disfruten ustedes.

Voces desde el tintero

El hombre mojado no teme la lluvia. Olga Rodríguez
Debate, 2009. ISBN 978-84-8306-826-7. 345 pág.22 euros

Ilya U. Topper

La lectura de este libro produce una sensación similar a la que podría sentirse cuando a uno le golpean en la cabeza con la colección completa de los ejemplares de El País de los últimos cinco años, dominicales incluidos. El trauma, por supuesto, es más duradero.
“Voces de Oriente Medio” es el subtítulo que Olga Rodríguez (León, 1975) ha elegido para este libro, y resume muy bien el contenido. Un miembro de la resistencia iraquí, un guerrillero palestino, una actriz siria, un cantautor ultraortodoxo judío, un comerciante libanés, una islamista egipcia, un pacifista israelí... son algunos de los personajes que pueblan este libro, cuentan su visión del mundo, de los conflictos que revuelven Oriente Próximo, todos interconectados, todos difíciles de desentrañar. (...)

Un novelista valiente

Indignación. Philip Roth
Editorial Mondadori. ISBN: 978-84-397-2163-5165 páginas. 176 páginas. 17,90 euros

Javier Mije

(...) Con estos mimbres argumentales y su habitual estilo directo, enérgico, sin florituras, deliciosamente narrativo, Roth ha vuelto a escribir una obra maestra. Marcus Messner recuerda al Coleman Silk de La mancha humana. Enfrentado a su familia y a la institución académica –metáfora del país, apócope del mundo- por defender su libertad, acosado en su identidad por la tiranía de las convenciones y de todo lo que se supone recto, ambos tienen las hechuras del héroe trágico; ambos revelan las contradicciones, fariseísmo y papanatismo –otra vez en Roth el sexo como elemento perturbador de los bienpensantes- de una sociedad antes de ser aplastados por ella. En las novelas de Roth la Historia rara vez es un mero decorado: la Historia es el escenario. En vano Marcus se propone eludirla –esto es, no ser enviado como soldado raso a la guerra de Corea- esforzándose en sus estudios. ¿Qué torcerá su destino? ¿La mamada –una de las palabras fetiche del autor- recibida en un coche? ¿Ser diferente a la mayoría de sus compañeros de campus? Frío, frío. Lo condena su negativa a asistir obligatoriamente a los servicios religiosos de la universidad. He aquí otra de las diatribas antirreligiosas, marca de la casa, con la que no me resisto a terminar esta reseña: “¡No podía creer como un niño en una deidad estúpida! ¡No podía escuchar sus himnos lameculos! ¡No podía sentarse en su sagrada iglesia! Y las plegarias, aquellas plegarias con los ojos cerrados…¡Una putrefacta y primitiva superstición! ¡Locura nuestra, que estás en el cielo! ¡La ignominia de la religión, la inmadurez, la ignorancia y la vergüenza de todo ello! ¡Lunática piedad acerca de nada!”

¡Ay!, ¿qué hubiera escrito el señor Roth si hubiera nacido entre nosotros?

Lento adiós del poeta

Tres poemas secretos. Giorgos Seferis
Abada Editores. ISBN 978-84-96775-50-3 euros. 90 páginas. 14 euros.

Edición bilingüe de Isabel García Gálvez.
Introducción de Andrés Sánchez Robayna.


Alejandro Luque

(...) Seferis, que escribió en demótico, es decir, con las palabras del pueblo en oposición a la lengua oficial, fue también, él mismo, un símbolo para sus compatriotas: de civismo, de compromiso, de modernidad que no sólo no renuncia a una tradición riquisima, sino que toma de ella valiosas herramientas para construir el futuro. En él reconocemos el eco irresistible de la Grecia clásica como las audacias y los dolores del individuo actual.

ETA en ruinas

Polvo de ETA. Joseba Zulaika
Editorial Alberdania-Astiro. colección Alga. ISBN: 978-84-96643-56-7. 192 páginas. 15 euros.

Jabo H. Pizarroso

El título de este libro parte de una canción de Mikel Laboa, Polvo de estrellas, que se escuchó durante el funeral de Jokin Gorostidi en Deba y en el que una mujer, su mujer, Itziar Aizpurua, desparramó las cenizas de su marido muerto, poco después de que ETA declarara su última y mentirosa tregua.
(...) Eta se encuentra en ruinas. Este ensayo lo corrobora. La realidad parece decir otra cosa. Aunque desde todos los flancos antropológicos y sociológicos las ruinas se vislumbran. Los que inmolaban a los demás en aras del dios sabiniano, luego lo han hecho en aras del dios de la patria, un dios utópico, comodón y que siempre está ahí, dispuesto a merendarse los sesos de nuevos jóvenes que escuchen una txalaparta en medio de dos montes y oigan la voz interior delirante esa que les exige poner una bomba lapa para perpetuar la paz de sus caseríos. Pero lo que no revela este libro y desconocemos todos es hasta cuando las ruinas etarras seguirán siendo ascuas vivas todavía, y por qué seguirán siéndolo. La resolución de esas dudas sería la cuajada de otro libro.

Tacto a algas mojadas

SXO. Poesía Lúbrica. Varios autores
Editorial Ópera Prima, 200. ISBN: 978-84-95461-39-1. 100 páginas. 15 euros




Ilya U. Topper

Se llama SXO. El título es, afortunadamente, la única concesión a esta manía (¿comercial?) de aparentar juventud o, más exactamente, el apocamiento propio de la peor adolescencia. El resto es poesía. Ni apocada ni juvenil. Poesía a secas o, mejor dicho, todo lo contrario: poesía lúbrica. Mojándolo todo.

Leer teatro

Cenizas escogidas (Obras 1986-2009). Rodrigo García

Editorial La uÑa RoTa. ISBN: 987-84-95291-13-4. 510 páginas. 24 €

Joaquín Blanes

(...) Cenizas escogidas abre dos puertas: La primera es la de reconocimiento, transitada por los espectadores incondicionales de su teatro que quieren recuperar, a través de la lectura, aquel momento único de la representación. La segunda puerta que se abre es para nuevos lectores, los que tengan curiosidad por entrar en el mundo particular de Rodrigo García y a través de esa peculiar cosmogonía, tiempo después, acercarse a ver una puesta en escena de este autor original e inteligente.

Una nueva colección de poesía

Tiempo muerto. Elías Marchite
Fundación Ecoem, 2009. ISBN: 978-84-9241-17-4-0. 50 pág. 7'69 euros

Jesús Cotta

Por campos de cemento voy cantando
una canción que duele y es de piedra...
Un poema como ése justifica un premio, un libro y varios años de búsqueda entre las palabras.
Demos, pues, la bienvenida a esta nueva colección de poesía que apuesta fuerte por poetas buenos. Siempre he pensado que los mejores premios no premian al mejor representante de la generación tal o del grupo cual, sino al poeta que más perlas salvajes ha rescatado de los fondos donde los demás no osan aventurarse.
Los buscadores de perlas entienden más de perlas que de generaciones y grupos.

Un viaje poético y político por Europa

País. Alberto Porlan
Libros de la Herida. ISBN: 978-84-613-1446-1. 60 páginas. 10 euros

Juan Carlos Sierra

Todo el que se mueve por el mundo con un criterio ‘aturístico’ sabe que de un viaje, no importa la distancia y el tiempo, uno vuelve convertido en otra persona, aunque sea solamente en los matices. Para quien además escribe, el viaje puede suponer una veta interesante de donde extraer material para su obra. El libro que reseñamos, País de Alberto Porlan, tiene que ver con todo y con algo más.

(...) Poesía política, poesía comprometida, poesía combativa, poesía en resistencia –según el nombre de la colección en la que se incluye País-, poesía necesaria para los tiempos de amodorramiento que corren. Pero, sobre todo, poesía en mayúsculas, porque de este libro el lector, igual que el viajero ‘aturístico’ de su peregrinaje, no sale indemne. Porque, como escribió Benjamín Prado “Lo que importa de un poema es en quién te convierte”. Y la lectura atenta de País consigue transformar, al menos en los matices, ciertas ideas preconcebidas que nos tienen instalados en la atonía ideológica.

Miserias y grandezas de un género

Cazadores de letras. Minificción reunida. Ana María Shua
Páginas de Espuma. ISBN: 978-84-8393-032-8. 894 páginas. 29 euros

Javier Mije

El microrrelato es un género fascinante. El microrrelato es un refugio de perezosos aficionados a las letras y tahúres del pensamiento. Contar una historia en pocas palabras exige un esfuerzo de condensación lingüística y habilidad expresiva superior al de la poesía -cuya vocación primordial no es narrativa-. Cualquiera puede escribir un par de líneas con cierto ingenio y etiquetarlas como literatura. La exaltación de lo breve, lo indefinido, lo fugaz, no es más que el producto de una sociedad que no tiene al trabajo –el de bueyes necesario para levantar obras más sólidas- entre sus valores. El microrrelato no es fruto de la haraganería sino reflejo de una época -¿posmoderna?- que ha desarticulado sus valores tradicionales en favor de otros sentimientos como la inconsistencia, la fugacidad, lo lúdico y lo intrascendente. No sé qué pensar de los microrrelatos, salvo que son como las novelas: excelentes o mediocres según quien las perpetre (¿Hace falta añadir que, en ambos casos, la sublimidad es minoritaria?). Ana María Shua (Buenos Aires, 1951) suele escribirlos con acreditada solvencia. (...)

La literatura rabiosa

Relatos Autobiográficos. Thomás Bernhard

Anagrama, 2009. ISBN: 9788433975829. 490 páginas. 21,50 euros.

Jabo H Pizarroso

La cita es la siguiente. “Las palabras salen de mi cuerpo como carne cruda”, Franz Kafka. No me suele gustar comenzar con citas, pero esta le viene al pelo a Thomas Bernhard, el tocapelotas más maravilloso de toda la historia de la literatura del Siglo XX. Este libro llega para recordarnos a este autor, veinte años después de su muerte y para dejarlo fijado en la retina obtusa de los lectores de hoy. Si Kafka es el judío pasivo que revela la cárcel en la que estamos metidos todos, ya que una tarde se siente juzgado por sus familiares y los de su futura cuando se niega a casarse con ella y eso le destroza, todo esto según Canetti, digo que si Kafka es el joven judío que mejor describe la sociedad que marcará un siglo, Bernhard es el antinazi puro convertido en furibundo azotador con rebenque en mano, sable y gato de siete colas. Kafka intuye el infierno y Bernard nos lo explica. no porque le guste hacerlo, sino porque no le queda otro remedio, su experiencia así lo dictamina.(...)

No hay comentarios: