martes, 26 de enero de 2010

Librería Rayuela (Málaga), negocios por escribir

J.J. Buiza - El Sur
(Vía Cegal: http://www.cegal.es/lib/noticias/detalleNoticia.php?codigo=1198)

Seguramente hoy hay muchos malagueños a quienes el nombre de ‘Rayuela’ les suena más por la librería de su ciudad que por el antiguo juego de niños o la famosa novela de Julio Cortázar. Aquél fue un libro singular e innovador, que eran precisamente las características que querían imprimir Juan Manuel Cruz y María del Carmen Niño al negocio que empezaron a fraguar allá por principios de los 80.
«Para nosotros era muy importante que el libro tuviera un efecto llamada», explica Juan Manuel para resumir la filosofía de Rayuela. Por esta razón, se esforzaron en cuidar como nadie la presentación de sus productos, colocando las novedades más importantes con la portada de cara para que llegara con más fuerza a sus clientes. A esto se sumaron después otras novedades como la informatización de los procesos de comercialización y catalogación o la puesta en marcha de un hilo musical en la librería, algo prácticamente impensable por aquel entonces en el sector.
«Queríamos romper con el silencio casi sepulcral que imperaba en las librerías, como si fueran bibliotecas», comenta Cruz. Aquellas acciones innovadoras acabaron dando sus frutos y Rayuela es hoy una de las librerías más conocidas de la capital.En sus casi tres décadas de vida se ha mantenido firme contra viento y marea mientras otros tantos negocios de su ramo cerraban, resistiendo el envite de poderosas cadenas como Fnac o La Casa del Libro, que han desembarcado recientemente en la ciudad.
Calor de gremio
A los propietarios de Rayuela les gusta decir que una de las claves de su éxito ha estado en el buen ‘feeling’ que han establecido no sólo con sus clientes, sino con sus propios competidores. Por esta razón, cuentan con una base de datos en la que figura en qué establecimientos puede encontrarse cualquier título y, si ellos no lo tienen, informan al interesado de dónde lo puede encontrar. «Siempre hemos buscado ese calor del gremio», afirma Juan Manuel Cruz, quien es además el presidente de la Federación Andaluza de Libreros y miembro de la junta directiva de la confederación nacional del sector.
Fue en 1981 cuando él y su socia iniciaron su aventura empresarial. Juan Manuel había trabajado varios años en el ramo y, tras cerrar la librería en la que estaba empleado, surgió la posibilidad de establecerse por su cuenta.
En aquellos primeros tiempos, Rayuela se ubicaba en la calle Granada y los comienzos fueron duros. Al poco tiempo, sus responsables decidieron darle una vuelta de tuerca al negocio y destinaron un 30% de su catálogo a obras especializadas en psicología y pedagogía, dos carreras que acababan de despegar en el campus universitario de Málaga. «Eso nos ayudó mucho a consolidarnos, pero continuamos tocando todos los temas», matiza Cruz. Hoy, la librería sigue gozando de prestigio entre los profesionales de estos campos, hasta el punto de que el Colegio de Psicólogos de Andalucía les ha llegado a conceder una mención especial por su aportación.
En todos los idiomas
Juan Manuel y Mari Carmen vieron en los idiomas otro campo por potenciar. Por eso, a los siete años de arrancar pusieron en marcha un nuevo establecimiento,Rayuela Idiomas, que cuenta con cerca de 50.000 títulos escritos en lenguas de todo el mundo.
Hoy, el grueso del negocio se lo reparten este local especializado, situado en la plaza de la Merced, y la librería principal de la calle Cárcer, con materias de todo tipo y amplias secciones de psicología y educación. En el año 2003, los responsables de Rayuela decidieron añadir otra pata más al grupo, haciéndose con la concesión de la librería ubicada en el Centro de Arte Contemporáneo (CAC Málaga). Juan Manuel Cruz resalta que la experiencia ha sido positiva, pero adelanta que en los próximos días llegará a su fin y dejarán este establecimiento para centrarse en los otras dos.

No hay comentarios: