martes, 13 de abril de 2010

Nuevos dispositivos de lectura: el Book

La ultima innovación en aparatos de lectura: el Book. Duro, resistente y fiable, para según que usos es el formato ideal de lectura, y tecnologicamente muy avanzado.

lunes, 12 de abril de 2010

El libro electrónico... mañana ya veremos

Ya está disponible en la página del Ministerio de Cultura el informe EL LIBRO ELECTRÓNICO, elaborado por el Observatorio de la Lectura y el Libro. En él podemos leer la siguiente nota introductoria:

La rapidez con que evolucionan los acontecimientos en el contexto de la edición digital, genera un panorama cambiante que hace necesaria la actualización continua de cualquier análisis de la realidad editorial.

Por un lado, el rápido avance tecnológico y la multitud de términos utilizados en torno a la edición electrónica, requieren el establecimiento de una distinción que facilite la comprensión unánime de determinados conceptos. Nos referimos especialmente a la habitual confusión entre los contenidos digitales y los soportes que permiten su lectura.
Los contenidos digitales o electrónicos se identifican bajo el término libro electrónico, libro digital, e-libro, e-book o, directamente, contenido digital o contenido electrónico. Cuando hablamos de soportes, estos comprenden una cada vez más variada amplitud de aparatos, desde el iPhone, el iPad, el ordenador o PC, el móvil…hasta los dispositivos específicamente diseñados y fabricados para la lectura de textos. Sólo en este último caso nos referimos a ellos bajo el concepto de e-reader. El e-reader es, por tanto, un dispositivo de lectura, ideado
específicamente para leer el e-book o libro electrónico como contenido.
Al margen de esta puntualización, desde la constitución del Grupo de Trabajo sobre el Libro Electrónico, el pasado mes de septiembre, hasta hoy, son muchos y muy importantes los
acontecimientos que han tenido lugar. Cabe mencionar, en primer lugar, el espectacular
incremento de los datos de edición electrónica registrado durante el pasado año y recogido en
el avance del informe Panorámica de la Edición Española de Libros 2009 del Ministerio de
Cultura, cuyos resultados serán publicados en los próximos meses: frente al año 2008, el
incremento de la edición electrónica en España alcanza el 48,2%, con un total de 12.514 ISBNs
registrados1. Una cifra que viene a representar el 11,4% de la producción editorial española y
que, frente al 8,1% del año anterior, pone de manifiesto la incorporación definitiva de la
digitalización a la agenda estratégica del sector editorial español y su gran capacidad de
innovación.
Pero son muchos otros los logros alcanzados. Tras la entrada en vigor de la Ley del Libro, la
Lectura y las Bibliotecas, fueron muchas las voces que se alzaron a favor de igualar el tipo
impositivo del libro electrónico –en esos momentos del 16% - al del libro en soporte papel – un
4% -. Con posterioridad, la nueva Directiva 2009/47/CE abrió la puerta a que cada Estado
miembro aplicara tipos reducidos al libro electrónico. A partir de la respuesta a una consulta
vinculante que se elevó a la Dirección General de Tributos por parte del sector editorial, esta
aplicación se hace efectiva en España desde el 4 de diciembre de 2009, haciendo realidad una
reclamación histórica de las editoriales españolas. Sin duda, una buena noticia.
Es necesario hacer alusión también a diversos movimientos que se están produciendo o se han
producido recientemente, no sólo en la esfera internacional, sino también en nuestro país.
Amazon irrumpió el pasado año en el mercado con su dispositivo lector, el Kindle. Su posición
e indiscutible liderazgo ante la ausencia de competidores le permitieron durante un tiempo
determinar las reglas del juego: en principio, los títulos sólo podían leerse en su e-reader,
Kindle, y se obligaba a las editoriales a pactar un precio uniforme de 7,20 € para la mayoría de
las novedades. Amazon se quedaba con un 50% y el resto se repartía entre editor y autor. Pero
la irrupción de Apple en el mercado de los contenidos digitales y el lanzamiento de su iPad a
finales del mes de enero está obligando a Amazon a ser más flexible y a modificar algunas de
sus condiciones. Apple permite a las editoriales decidir el precio de sus e-books al tiempo que
reduce su margen de beneficio hasta el 35%; es decir, autor y editor se reparten el 65% y
además, el precio del libro electrónico puede ser más elevado que con Amazon. También
Google lanzará su servicio de venta de libros en mayo.
Las editoriales españolas han ido también tomando posiciones, teniendo presentes estos
movimientos al otro lado del Atlántico. Coincidiendo con el lanzamiento del servicio de venta de
libros de Google, se espera la presentación de la plataforma Planeta, Santillana y Random
House, uniéndose a otras iniciativas ya en marcha. Pero además, con Telefónica a la cabeza,
las operadoras de telefonía móvil han comenzado a evaluar las posibilidades de negocio en
torno al libro electrónico, alcanzando acuerdos para la digitalización y distribución de libros
digitales a través de sus plataformas. Telefónica prevé el lanzamiento en el segundo semestre
del año de un servicio de venta de libros electrónicos y otras publicaciones accesibles desde el
móvil, el ordenador o e-readers; un negocio este último en el que previsiblemente entrará esta
multinacional española con el lanzamiento de su propio lector de libros. Por el momento,
Publidisa , empresa de servicios integrales a la industria editorial, ya se ha posicionado y ha
comunicado recientemente el acuerdo alcanzado con Telefónica para comercializar sus títulos
a través de la plataforma de comercio electrónico en desarrollo y su integración con el
dispositivo e-reader que cree Telefónica.
Estos son, por el momento, los últimos acontecimientos en torno a la edición digital.
Mañana….ya veremos.
1 La edición en otros soportes supone, con 13.250 ISBNs, el 12,02% del total de la producción española en 2009, registrando un incremento del 52% respecto al año anterior. De ellos, 12.514 ISBNs fueron editados en formato electrónico.

domingo, 4 de abril de 2010